Procedimiento para la instalación de una placa de anclaje


Una placa de anclaje estará bien dimensionada si es capaz de transmitir a la cimentación los esfuerzos soportados sin agotar por resistencia sus elementos. Las comprobaciones que se deben efectuar se dividen en tres grupos: hormigón de la cimentación, pernos de anclaje y la propia placa.

Cuando trabajamos con estructuras metálicas, al anclar dicha estructura a la cimentación o cualquier otro elemento de hormigón, como por ejemplo un muro, se realiza mediante una placa de anclaje.



Un anclaje estructural es un elemento fijado permanentemente a la estructura, en una superficie vertical, horizontal o inclinada al que se le puede sujetar un dispositivo de anclaje o que directamente, incorpora uno o varios puntos de anclaje. El procedimiento para la instalación de una placa de anclaje es el siguiente:

El primer paso, es colocar la base de anclaje en el sitio donde irá instalada, utilizando una plantilla o la propia base para realizar taladradas en la estructura preexistente de hormigón.

Después de taladrar, es necesario limpiar os orificios, antes de aplicar la resina. Normalmente la resina se aplicará con una pistola, que se encarga de mezclar sus dos componentes.

A continuación se insertan los pernos en los orificios, girándolos a la vez que se deslizan hacia el interior. Procedemos a colocar y nivelar la placa con ayuda de las tuercas inferiores. Para comprobar la resistencia de los pernos, primero se deben evaluar los esfuerzos que soporta cada uno de ellos.

Después de colocar las tuercas superiores, ya tenemos la placa lista para retacar con el mortero.

Su aplicación más usada es en la construcción de naves industriales de todo tipo y tamaños, como elementos de unión en el arranque de los pilares de la estructura y permita la distribución de los esfuerzos de la base sobre la zapata. En Metalia Selección, estamos a su disposición para cualquier obra que desee realizar, contacte con nosotros y pida presupuesto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sabías que el Aluminio…

¿Por qué no puede faltar una pérgola en tu jardín?

Funciones y tipos de cerramientos